• Pregunta: ¿Crees que tu amor por la ciencia durará toda la vida? ¿O lo ves como un trabajo que dentro de unos años dejará de interesarte y preferirás hacer otras cosas?

    Preguntado por Nerea a Ana, Carmen, Francisco, Juanmi, Moisés el 11 Nov 2016.
    • Foto: Moisés Garcia Arencibia

      Moisés Garcia Arencibia contestada el 11 Nov 2016:


      Yo creo que estaré enamorado de la Ciencia para toda la vida. Igual en un futuro no sigo trabajando como científico, pero seguro que me seguiré maravillando con los nuevos descubrimientos, me gustará leer libros y artículos de divulgación científica y lo que es seguro es que seguiré usando las herramientas que ofrece la Ciencia en mi día a día.

    • Foto: Carmen Fernandez Alonso

      Carmen Fernandez Alonso contestada el 11 Nov 2016:


      Seguro que durará. Es una forma de ver la vida, de hacerse siempre preguntas, de dudar,… Nunca dejas de fascinarte por el funcionamiento de aquellas cosas que no entiendes!
      Al margen de eso, la vida da muchas vueltas y podría suceder que en un años ya no pudiera investigar y tuviera que buscar otra salida profesional. Nunca se sabe… Lo que sí sé, es que esta tendría relación más o menos directa con lo científico

    • Foto: Juan Miguel Ribera Puchades

      Juan Miguel Ribera Puchades contestada el 11 Nov 2016:


      Como mis compañeros, creo que estaré enamorado con la ciencia siempre.

      Es una forma de vida con la que he ido creciendo y que ahora forma parte de mí.

      Esa necesidad de responder a las preguntas que me rodean, hace que para mí la ciencia sea muy importante.

    • Foto: Ana Payo Payo

      Ana Payo Payo contestada el 11 Nov 2016:


      Pues no lo sé. El tiempo dirá. Por el momento me gustaría seguir haciendo ciencia. Cuando deje de entusiasmarme buscaré otra alternativa. =)

    • Foto: Francisco Plou Gasca

      Francisco Plou Gasca contestada el 13 Nov 2016:


      Yo ya he pasado la línea de los cincuenta años y por tanto mi “amor” por la ciencia ya está consolidado. Pero como pasa con las parejas, la ciencia y yo hemos tenido momentos mejores y peores, crisis profundas, acontecimientos inesperados, etc. Hemos viajado juntos por medio mundo y me he refugiado en ella en los momentos más duros de la vida. ¡Y me ha dado muchos hijos! He dirigido la Tesis Doctoral a unos quince estudiantes, a los que considero mis hijos científicos.

Comentarios